Se recomienda una segunda dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 para ciertas personas


Contacto: Comunicaciones del DOH
Asuntos del público: línea directa estatal de información sobre el COVID-19; 1-800-525-0127

Una dosis adicional de una vacuna de ARNm ayudará a aumentar más la protección para las personas con mayor riesgo

OLYMPIA. Los mayores de 50 años y ciertas personas inmunodeprimidas ahora pueden recibir una segunda dosis de refuerzo de una vacuna de ARNm contra el COVID-19 (Pfizer-BioNTech o Moderna) cuando hayan pasado al menos cuatro meses de la dosis de refuerzo inicial. El Departamento de Salud del Estado de Washington (DOH, por su sigla en inglés) actualizó sus recomendaciones para la dosis de refuerzo en función de las pautas de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU., los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y el Grupo de Trabajo de Evaluación de Seguridad Científica de los Estados del Oeste.

Las nuevas recomendaciones del DOH para la dosis de refuerzo son las siguientes:

  • Todas las personas a partir de los 12 años deben recibir una dosis de refuerzo cinco meses después de haber recibido la segunda dosis de la vacuna de Pfizer o Moderna o dos meses después de haber recibido la vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson (J&J).
  • Todas las personas a partir de los 50 años pueden recibir una segunda dosis de refuerzo cuatro meses después de haber recibido la primera dosis de refuerzo.
  • Todas las personas a partir de los 12 años con inmunodepresión moderada o grave pueden recibir una segunda dosis de refuerzo cuatro meses después de haber recibido la primera dosis de refuerzo.
  • Las personas mayores de 18 años que recibieron la vacuna primaria y una dosis de refuerzo de la vacuna de J&J hace cuatro meses pueden recibir una segunda dosis de refuerzo de una vacuna de ARNm contra el COVID-19.

“Darles a ciertas personas la oportunidad de recibir una segunda dosis de refuerzo nos ayudará a proteger a quienes tienen mayor riesgo de sufrir consecuencias graves a causa del COVID-19. Es una excelente manera de que los mayores de 50 años estén mejor protegidos, en especial quienes tienen afecciones subyacentes y más de 65 años”, explicó el jefe oficial de Ciencias, Tao Sheng Kwan-Gett, MD, MPH. “Los refuerzos son seguros y efectivos para prevenir la infección y la forma grave de la enfermedad. Si aún no recibió la dosis de refuerzo inicial y es elegible para hacerlo, vacúnese lo antes posible”.

Hasta el 26 de marzo, más de 2.7 millones de habitantes de Washington mayores de 12 años recibieron una dosis de refuerzo, lo que representa el 58 % de la población elegible. De los mayores de 50 años, aproximadamente el 70 % de la población elegible recibió la primera dosis de refuerzo. Estos datos pueden consultarse en el panel de datos sobre el COVID-19 (solo en inglés) del DOH, en la pestaña “Vaccinations” (Vacunaciones).

Para concertar una cita para recibir una vacuna o una dosis de refuerzo, visite el localizador de vacunasVaccines.gov o llame a la línea directa de información sobre el COVID-19 al 833-VAX-HELP. Se ofrece asistencia lingüística. Quienes tengan más preguntas pueden consultar el sitio web de preguntas frecuentes sobre la vacuna contra el COVID-19 del DOH o hablar con su proveedor de atención médica de confianza.

El sitio web del Departamento de Salud es su fuente para una dosis saludable de información. Encuéntrenos en Facebook y síganos en Twitter (solo en inglés). Suscríbase también al blog del Departamento de Salud, Bienestarwa.