Los casos de COVID-19 aumentaron significativamente en la última semana


Contacto: Comunicaciones del DOH

La variante ómicron es la causa más probable

OLYMPIA. En el estado de Washington se está registrando un pico de casos de COVID-19 y se espera que los contagios aumenten en las próximas semanas. Aunque todavía es demasiado pronto para saber qué parte del aumento se debe a la variante ómicron, los epidemiólogos del Departamento de Salud del estado de Washington (DOH, por su sigla en inglés) coinciden en que la prevalencia de la variante ómicron está aumentando y es muy probable que sea la cepa dominante.

A pesar de que todavía se están enviando datos adicionales al estado, el mayor informe de nuevos casos en un solo día hasta ahora se produjo el 24 de diciembre, con 6,140 nuevos casos de COVID-19. Pese al reciente aumento de los testeos durante las fiestas, los funcionarios de salud pública sostienen que el aumento de los nuevos casos supera significativamente el aumento de los testeos. Se espera que el número de casos siga aumentando durante el nuevo año.

El aumento de casos, junto con los primeros casos de gripe de esta temporada, probablemente supondrá un aumento de las hospitalizaciones en un futuro próximo, lo que plantea preocupaciones sobre el sistema sanitario estatal. Los hospitales y las clínicas del estado de Washington ya están sobrecargados y exigidos debido al agotamiento y la falta de personal, que ha estado atendiendo a más pacientes que nunca.

Acerca de la variante ómicron

El Dr. Scott Lindquist, magíster en Salud Pública y epidemiólogo estatal de Enfermedades Transmisibles, indica que es probable que la variante ómicron haya superado a la variante delta en Washington o que lo haga muy pronto, teniendo en cuenta la información de secuenciación de la Universidad de Washington, nuestro estado y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés).

“Lo que estamos viendo ahora es la vanguardia. Nuestro objetivo es obtener un panorama más claro de cómo y dónde se está propagando la variante ómicron”, dijo. “No se trata solo de contar los casos de la variante ómicron. Se trata de tomar muestras de todo el estado para que podamos comprender la prevalencia de la variante más allá de las zonas de alta población”. El estado de Washington cuenta con uno de los sistemas de genotipado más amplios de EE. UU., lo que nos permite rastrear la propagación de una variante más rápido que muchos otros estados”.

Se están realizando estudios para determinar la eficacia de las vacunas y los tratamientos terapéuticos, como los anticuerpos monoclonales y los antivirales orales, contra la variante ómicron. Según la información inicial, es posible que la mayoría de los anticuerpos monoclonales no sea tan eficaz contra esta variante, aunque el sotrovimab, un medicamento que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) autoriza para su uso de emergencia para tratar la COVID-19, puede ser más eficaz contra la variante ómicron.

Los primeros resultados también indican que la serie inicial de vacunas puede ser menos eficaz para prevenir la infección de la variante ómicron, pero sigue ofreciendo una protección importante contra la infección y la enfermedad grave. Recibir una dosis de refuerzo puede mejorar la protección contra la enfermedad grave con la variante ómicron.

Riesgo de hospitalización y muerte por la variante ómicron

Aunque es demasiado pronto para predecir las hospitalizaciones y las muertes como resultado de la

variante ómicron, la amplia disponibilidad de vacunas y refuerzos reduce el riesgo de hospitalización y muerte para aquellos que han recibido la pauta de vacunación completa y los refuerzos y ayuda a preservar la capacidad de nuestro sistema sanitario y de los hospitales.

En el estado de Washington, el informe semanal de casos de COVID-19, hospitalizaciones y muertes por estado de vacunación (solo en inglés) indica que:

  • Las personas de entre 12 y 34 años no vacunadas tienen 12 veces más probabilidades de ser hospitalizadas con COVID-19 en comparación con las personas de entre 12 y 34 años totalmente vacunadas.
  • En las personas de entre 35 y 64 años no vacunadas, la probabilidad de ser hospitalizadas con COVID-19 es 18 veces mayor que los del mismo grupo de edad que han sido totalmente vacunados.
  • Las personas mayores de 65 años no vacunadas tienen 13 veces más probabilidades de ser hospitalizadas con COVID-19 en comparación con las personas mayores de 65 años totalmente vacunadas.

Los aumentos de las hospitalizaciones y las muertes suelen producirse semanas después de un aumento de casos.

Hasta el 27 de diciembre de 2021, el 37.4 % de los residentes del estado no habían sido vacunados. Casi 10,000 habitantes de Washington han muerto a causa de la COVID-19 desde que comenzó la pandemia.

¿Qué puede hacer el público?

La mejor protección contra cualquier variante es vacunarse y colocarse la dosis de refuerzo. “La reciente aparición de la variante ómicron es otro recordatorio de la importancia de las vacunas y las dosis de refuerzo para todas las personas elegibles, especialmente para los niños y los adultos con enfermedades crónicas que los ponen en mayor riesgo de padecer una enfermedad grave debido a la COVID-19”, explicó el Dr. Tao Sheng Kwan-Gett, jefe oficial de Ciencias. “Sabemos que las vacunas son seguras y eficaces para protegernos de la hospitalización y la muerte por COVID-19. Recibir una vacuna de refuerzo es la mejor manera de aumentar la inmunidad que tiende a disminuir con el tiempo”.

También es importante que todas las personas de más de seis meses de edad se vacunen todos los años contra la gripe para reducir su probabilidad de contraerla y ayudar a preservar la capacidad de nuestro hospital y sistema de atención médica. La gripe es una enfermedad altamente contagiosa que puede ser de leve a grave, requerir hospitalización y producir la muerte, incluso en personas jóvenes saludables. Los niños pequeños, las embarazadas, las personas con afecciones de salud subyacentes y los mayores de 65 años corren un riesgo alto de sufrir complicaciones relacionadas con la gripe.En el caso de los niños, la gripe es más peligrosa que un resfrío común. Cada año, millones de niños se enferman de gripe estacional, miles de ellos son hospitalizados y algunos mueren a causa de esta enfermedad. En todo Washington, la vacuna contra la gripe y todas las vacunas infantiles recomendadas están disponibles de forma gratuita para los niños desde que nacen hasta que cumplen 18 años.

Para obtener informes semanales sobre la incidencia de la gripe, materiales educativos, información sobre vacunas y otros recursos para prevenir la gripe, visite www.KnockOutFlu.org.

La recomendación del momento es colocar dosis de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19 a todas las personas mayores de 16 años seis meses después de haber completado el esquema de alguna de las vacunas de ARNm (Pfizer-BioNTech o Moderna) o dos meses después de haber recibido la dosis única de la vacuna contra la COVID-19 de Johnson & Johnson.

Visite los sitios Vaccine Locator (localizador de vacunas) o Vaccines.gov para coordinar una cita hoy mismo y recibir la vacuna. Si tiene alguna pregunta, visite la página de preguntas frecuentes sobre la vacuna contra la COVID-19 del DOH o hable con su proveedor de atención médica de confianza. También puede llamar a la línea directa dedicada a la COVID-19 del estado, 833-VAX-HELP. Se ofrece asistencia lingüística.

Ingrese al sitio web del DOH cuando necesite una dosis saludable de información. Encuéntrenos en Facebook y síganos en Twitter. Regístrese para recibir el blog del Departamento de Salud, Bienestarwa.