Aumento de casos de infecciones posvacunación relacionados con la ola actual de COVID-19


Contacto: Comunicaciones del DOH

OLYMPIA. El Departamento de Salud del Estado de Washington (DOH, por su sigla en inglés) está registrando un aumento de la cantidad de casos de infecciones posvacunación relacionados con el aumento reciente de casos generales en todo el estado. A pesar del aumento de las infecciones posvacunación, los datos continúan demostrando que la vacunación brinda protección elevada contra la hospitalización y la muerte por COVID-19.

El informe actual (solo en inglés) muestra un aumento reciente del 43 % en la cantidad de casos de infecciones posvacunación. Dicho aumento está relacionado con el incremento del número de casos totales en todo el estado. Desde el 17 de enero de 2021 hasta el 1 de enero de 2022, se identificaron 123,365 casos de infecciones posvacunación en el estado de Washington. Si bien la mayoría de las personas con una infección posvacunación confirmada solo presentó síntomas leves o ningún síntoma, se hospitalizó al menos al 3 % de ellas.

Hasta la fecha, más de 4.8 millones de personas en el estado de Washington están al día con sus vacunas. Los casos de infecciones posvacunación representan una pequeña porción, alrededor del 2.5 % de la población vacunada.

“Si ya está vacunado, recibir una dosis de refuerzo de la vacuna es la mejor forma de reducir las posibilidades de contraer una infección posvacunación”, afirmó el Dr. Tao Sheng Kwan-Gett, magíster en Salud Pública y jefe oficial de Ciencias. “Incluso sin una dosis de refuerzo, las personas vacunadas tienen menos probabilidades de enfermarse de gravedad y de necesitar hospitalización, y una dosis de refuerzo disminuye aún más ese riesgo”.

Según revelaron los estudios clínicos a gran escala, las vacunas contra la COVID-19 evitaron que la mayoría de las personas enfermara gravemente o fuera hospitalizada. Esto significa que una cantidad muy pequeña de personas vacunadas por completo igual se contagiará de COVID-19. Los científicos señalan que las infecciones posvacunación pueden ocurrir con cualquier vacuna.

Se considera que una persona tiene una infección posvacunación si da positivo en la prueba de COVID-19 mediante una prueba de PCR o una prueba de antígenos y recibió su dosis final de la vacuna contra la COVID-19 más de dos semanas antes de la prueba con resultado positivo. Las investigaciones adicionales son útiles para comprender mejor la información clínica y del brote cuando se producen casos de infecciones posvacunación.

“Aunque la variante ómicron tenga una mayor capacidad para evadir la inmunidad de la vacunación, las vacunas y los refuerzos disminuirán el riesgo de que una infección pueda derivar en una hospitalización", afirmó el Dr. Kwan-Gett. Por eso, para evitar la saturación de nuestros hospitales, todos deben usar una mascarilla a su medida y de buena calidad; no deben acudir al departamento de emergencias, a menos que la emergencia sea real; y, lo más importante, deben vacunarse y colocarse la dosis de refuerzo tan pronto como sea posible".

Puede acceder a información sobre las variantes y los casos de infecciones posvacunación en el artículo Secuenciación y variantes del SARS-CoV-2 en el estado de Washington (solo en inglés). Este informe y el Recurso de información de casos y vigilancia de infecciones posvacunación por SARS-CoV-2 (solo en inglés) se encuentran en el Registro de datos de COVID-19: Departamento de Salud del estado de Washington (solo en inglés) y se actualizan todas las semanas.

Ingrese al sitio web del DOH cuando necesite una dosis saludable de información. Encuéntrenos en Facebook y síganos en Twitter. Regístrese para recibir el blog del Departamento de Salud, Bienestarwa.