Hablando sobre el COVID

Página de inicio de reuniones más seguras>

Hablando sobre el COVID

Ya sea que desees establecer límites, te sientas tentado a hacer que otros salgan de su zona de confort o simplemente necesites saber si alguno de los eventos que estás planeando cumple con tus estándares de seguridad, aquí encontrarás información que puede ayudarte.

Cómo decir "No" respetuosamente

Decir que no a tus seres queridos nunca es fácil. Y a medida que la pandemia se prolonga, probablemente se sienta más difícil que nunca dejar pasar la oportunidad de reunirse con familiares o amigos y sentir que volvemos a la normalidad por un instante. Pero saber cómo y cuándo decir que no, es el primer paso para proteger tu salud y la de aquellos que te importan. Aquí hay algunas herramientas para ayudar con estas situaciones:

Las reuniones en espacios cerrados están restringidas y las reuniones al aire libre están limitadas

Aunque en este momento se han establecido restricciones a nivel estatal respecto a las reuniones sociales en lugares cerrados y limitaciones para las reuniones al aire libre, quizá habrá algunas personas que deseen ignorarlas. Si recibes una invitación que va en contra de las restricciones actuales, por favor responde que no. Las restricciones se han establecido para ayudar a reducir la propagación del COVID-19. Al limitar las interacciones con personas de fuera de tu hogar, estás ayudando a proteger a personas en todo el estado. También estás ayudando a prevenir que los hospitales se saturen. Respetar las restricciones es una manera de poner de tu parte para ayudar a tus amigos, tus familiares, tu comunidad y a ti mismo.

Sé claro

Decir que no comienza efectivamente con eso: diciendo que no. Un simple y directo no, es la mejor forma de hacerse entender y no dejar la puerta abierta para negociaciones.

Ofrece alternativas

Pregunta si hay otra forma de convivir con la persona que te invita a la reunión. Reconoce que realmente quieres verlos, pero que quieres mantener a todos a salvo. “Ojalá pudiéramos reunirnos, pero no quiero hacer nada que pueda arriesgar tu salud, la mía o la de mi familia”.

Sé honesto

Las excusas son tentadoras, pero pueden ponerte en una situación incómoda fácilmente, sobre todo si tu excusa tiene una solución fácil y conveniente. Por ejemplo, decirle a alguien que no puedes ir a una reunión porque no tienes a nadie que cuide a tus hijos, deja abierta la posibilidad de que también inviten a tus hijos.

No te sientas presionado por mantener la conversación

Tu "no" es suficiente. Si te presionan a dar más razones o te acusan de no ser amable o de ser egoísta, no estás obligado a responder. Está bien decir algo como, "Lamento que estés molesto, pero esta es mi decisión y necesito que la respetes”, y dejarlo así.

Muéstrales los hechos

Todos tenemos un amigo o familiar que quiere verificar la información por sí mismo. Dirige a tus seres queridos a esta página para ver las estadísticas más recientes del COVID-19 en el estado de Washington. Explícales que no quieres ser parte de la propagación.

Respetando los límites

Image
Algunas maneras de decir “no”: Gracias por la invitación, pero no me siento muy cómodo estando en reuniones grandes en este momento. Me encantaría verte, pero todavía no estoy listo para reunirnos en persona. Espero que pronto podamos vernos. Suena muy divertido. De verdad desearía poder ir, pero hasta que no cambien las recomendaciones de salud, no estaré listo para un plan como ese.

Escuchar un “no” de familiares y amigos puede ser duro, especialmente en un momento tan difícil como este.

Es fácil sentirse frustrado con los límites de otras personas y responder de manera que las personas se sientan culpables por sus decisiones. Antes de responder a alguien que haya dicho "no" a tu invitación, recuerda:

Ellos también se sienten mal

Nadie disfruta el estar lejos de las personas que le importan, y rechazar invitaciones o tradiciones es difícil para todos. Si alguien te dice que no se siente cómodo reuniéndose en este momento, es importante comprender que está tomando una decisión que cree que es importante para proteger su salud, o la tuya, o la salud de los demás.

Demuestra empatía

Las decisiones de otros al no asistir a reuniones en este momento no quieren decir que no quieran verte. Al contrario, son una señal de cuán importante eres tú para ellos. Incluso si no estás de acuerdo, intenta hacerles saber que los quieres y que esperas verlos cuando estén listos.

Entiende la intención de los demás

Cuando otros te dicen "no" a una invitación a una reunión de grupo, no significa que sea para siempre. Pregunta si hay otra forma de verse que les resulte más cómoda. Y asegúrate de escuchar sin presionarlos a que cambien su punto de vista.

Reglas básicas para reuniones sociales

Esta temporada, la decisión más segura para ti y tu familia es no reunirse con personas con las que no viven. Por supuesto, no todas las decisiones sobre reunirse son un simple "sí" o "no". Es posible que recibas una invitación y tengas muchas preguntas sobre los detalles: ¿Estaríamos al aire libre? ¿Cuántas personas estarán ahí? ¿Todos llevarán máscaras? Consulta la lista de consejos para reuniones más seguras.

Para evitar sorpresas, herir sentimientos o ponerte en situaciones en las que te sientas inseguro, asegúrate de establecer expectativas con anticipación. Aquí tienes algunas maneras de hacerlo:

Image
Realmente desearía poder ir, pero no me siento cómodo con las reuniones en este momento.

Sé claro sobre tus límites

Tal vez te incomode hacer muchas preguntas específicas sobre un evento. En vez de eso, simplemente puedes explicar lo que te sentirías seguro haciendo. Por ejemplo, “Me encantaría ir, pero quiero asegurarme de que me sentiré bien. Si todos estaremos afuera, usando máscaras y con suficiente espacio entre nosotros, asistiré más o menos por una hora”.

Toma un momento para pensar tu respuesta

Con tantos factores a considerar en este momento, puede ser difícil responder inmediatamente. Está bien tomarse un tiempo para pensarlo. Para ganar un poco de tiempo, puedes decir algo como: “¡Gracias por la invitación! Es tentador. Dame un poco de tiempo para responder y mañana te digo qué puede funcionar para mí”. Luego considera compartir esta lista para ayudar a guiar tu conversación.

Está bien ofrecer alternativas

Siempre queda la opción de sugerir otra forma de reunirte que te haga sentir más cómodo. Solo asegúrate de establecer expectativas desde el principio diciendo algo como: “La verdad es que no me siento a gusto participando en reuniones grandes en este momento, pero me encantaría verte en otra ocasión. ¿Qué te parece si damos un paseo afuera? Si usamos máscaras y podemos mantenernos a una distancia de 6 pies (2 metros), sería perfecto”.

No es necesario negociar

Si está claro que cierta reunión no va a funcionar para ti, está bien decir que no. Si alguien insiste, no te sientas obligado a dar explicaciones. Puedes mantener tu respuesta tan simple como, “Lo siento, pero no me siento cómodo con eso en este momento. Te quiero mucho y te extraño también. Espero que podamos vernos muy pronto”.